A diario, la espalda es una de las partes del cuerpo que más sufre, aunque no nos demos cuenta. Las malas posturas y costumbres van pasando factura en la zona lumbar hasta que se presentan en forma de dolor agudo, cuando ya la prevención no es una opción y hay que buscar soluciones menos sencillas. Para tratar de evitar estas situaciones, lo más recomendable es seguir algunos consejos para cuidar la espalda y prevenir dolores lumbares.

Pautas para proteger la espalda en el trabajo y actividades diarias

Es fácil mantener una buena salud en la espalda siguiendo algunas pautas básicas, todas igual de importantes.

Cuidar la postura

Esto es vital en el trabajo, donde habitualmente se pasan 8 horas en pie o sentado. Siempre debe evitarse una postura encorvada y pasar demasiado tiempo en la misma posición. En caso de estar sentado en una silla, se recomienda realizar estiramientos con frecuencia, mover las piernas cruzándolas de vez en cuando, y nunca sentarse en el borde de la silla. También es necesario levantarse cada cierto tiempo para dar movilidad al cuerpo.

En caso de pasar muchas horas en pie, es importante cambiar la posición del cuerpo y moverse con frecuencia. Finalmente, a la hora de acostarse en la cama, es importante no hacerlo boca abajo, porque con el tiempo podrían producirse lesiones cervicales de gravedad.

Hacer ejercicio

El ejercicio es imprescindible para mantener un buen estado de salud. Del mismo modo, practicar ejercicio con frecuencia ayuda a estirar los músculos de la espalda, por lo que debería formar parte de tu rutina si quieres mantener un estado de salud óptimo.

Escoger la ropa adecuada

Existen ciertas prendas de ropa que se deberían evitar para que la salud de la espalda no se vea resentida. Por ejemplo, es conveniente no utilizar prendas demasiado ajustadas, ni en el torso ni en la parte inferior del cuerpo. En el caso de las mujeres, también deberían evitarse los tacones, especialmente cuando se trata de estar varias horas de pie, porque la espalda se carga mucho en esas situaciones.

Evitar las malas costumbres

También hay ciertos gestos y costumbres que deben mejorarse, como por ejemplo en el momento de agacharse y coger peso, cuando siempre deberían flexionarse las rodillas sin doblar la columna, aunque esto no siempre se hace correctamente. Tampoco se recomienda llevar cargas demasiado pesadas ni arrastrar objetos.

En caso de que el dolor ya haya aparecido a causa de una mala postura corporal, existe la posibilidad de colocar un corrector de espalda, que corrige la postura y alivia el dolor, además de mejorar la circulación de la sangre. Este aparato es de uso diario, y puede llevarse bajo la ropa sin que sea visto ni percibido. Su discreción y funcionalidad hacen que sea un complemento perfecto para cuidar de la espalda, reducir el dolor y evitar el estrés. Además, es igualmente funcional para hombres y para mujeres, ya que se ajusta a un contorno desde 95 a 120 cm.

Mejorar el estado de salud de la zona lumbar es posible siguiendo estos consejos básicos para el cuidado de la espalda. Recuerda que mantener un buen estado de salud pasa por la prevención, y eso solo se consigue siguiendo las pautas adecuadas.

 

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous reading
Cuáles son las propiedades de la saliva buenas para la salud
Next reading
Opiniones sobre Novovisión