Bucear es una experiencia única que todo el mundo debería probar al menos una vez en la vida, pero no conviene sumergirse en las profundidades sin que antes veas estos consejos de buceo para principiantes que compartimos contigo. Léelos con mucha atención.

Consejos de buceo para principiantes

El buceo no es un deporte que alguien pueda practicar de primeras sin ninguna formación previa. La primera vez que te sumerjas es necesario hacer lo que se llama como bautizo de buceo. Una experiencia en la que antes de la inmersión un instructor de buceo enseña el uso del equipo y da las claves de seguridad.  Entre los consejos que recibas seguramente estén los siguientes:

1 Coger fuerzas

Aunque no lo parezca, el buceo es una actividad física exigente. El agua es 800 veces más denso que el aire, así que imagina que moverte dentro de ella te costará y si no vas bien alimentado puedes cansarte antes de tiempo. Pero tampoco te pases comiendo, o te sentirás pesado.

2 No alejarse del grupo

Solo los buceadores más experimentados pueden bucear en solitario. Para el resto de buceadores se recomienda ir siempre con una persona por lo menos, y no alejarse más de diez pies del compañero. Es importante usar señas para comunicar a tus compañeros que todo va bien.

3 No contener la respiración

Es uno de los errores de novato que comete un buceador principiante. La tendencia a contener la respiración cuando te zambulles en el mar es instintiva, pero hay que tener siempre en cuenta que llevas una fuente de aire que te proporciona el oxígeno que necesitas. Contener la respiración cuando buceas puede producir ataques de pánico o lesiones pulmonares.

4 Evitar los oídos taponados

Al sumergirse a cierta profundidad, la presión puede provocar sensaciones muy molestas en el oído. Para evitarlo se recurre a la llamada ecualización. Esto consiste en nivelar la presión de los oídos con la presión del agua. La maniobra que se usa para ecualizar es la de Vasalva, que consiste en bloquear las fosas nasales y después soplar por la nariz hasta que sientas un pequeño plop.

5 Ascender o descender lentamente

Como ya hemos comentado en el punto anterior, nuestro cuerpo no es muy tolerante a los cambios bruscos de presión. Por eso siempre que asciendas o desciendas dentro del agua debes hacerlo lentamente para que el cuerpo se acostumbre.  Cuando asciendas, hay una regla para saber que estás yendo a la velocidad adecuada, y es dejar que las burbujas que forma tu respiración vayan más rápido que tú.

6 Mantener las gafas limpias

La diferencia de temperatura entre tu cuerpo y el agua provocará que tus gafas de buceo se empañen. Sería una pena no ver nada dentro del agua, por suerte puedes aclararlas frotando el interior de la lente con un dedo mojado en saliva.

Con estos consejos de buceo para principiante estamos seguros de que podrás disfrutar al máximo de tu primera experiencia como buceador.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Consecuencias del sedentarismo, enfermedades relacionadas
Siguiente
Consejos para dejar de fumar sin engordar