Seguro que te ha pasado alguna vez: un ataque de hipo repentino. El hipo es causado por los espasmos del diafragma, los músculos debajo de los pulmones que controlan la respiración

¿Cómo se quita el hipo? Habrás oído varios mitos al respecto, como los típicos sustos. Algunos de estos remedios tradicionales funcionan y otros no tanto. Vamos a contaros varios métodos que sí funcionan, para que podáis elegir. Atentos.

¿Cómo se quita el hipo? 10 Formas que realmente funcionan

1 Haz una inspiración profunda, almacenando todo el aire que puedas y, a la vez, traga saliva si dejar que el aire salga. Mantén la inhalación y la deglución todo el tiempo que seas capaz, y cuando no puedas más, exhala el aire lentamente.  Cuando lo hayas hecho, el hipo habrá desaparecido.

2 Llena una taza con agua, tapate los oídos con los dedos y traga el agua con una pajita. Parece una tontería pero funciona, y nadie sabe por qué, aunque es más efectivo en jóvenes y niños. Dicen que es como “tragarse” el hipo.

3 Toma una cucharada de azúcar moreno y mantenla en la boca cinco segundos antes de tragar. Después traga y toma un sorbo de agua.

4 Túmbate un rato y después ponte en pie de golpe. Si no funciona, puedes probar lo contrario: estar un rato de pie y tumbarte de golpe.

5 Pídele a alguien que te haga cosquillas. Las cosquillas te distraerán completamente del hipo y cuando te quieras dar cuenta el ataque habrá desaparecido.

6 Respira dentro de una bolsa de  papel. Esto aumenta la cantidad de CO2 que respiras, obligando a tus pulmones a deshacerse de él dejando a un lado el hipo.

7 Coge un lapicero y muérdelo de modo que quede en posición horizontal entre los dientes (como un perro llevando un hueso). A continuación, bebe un vaso de agua sin que el lápiz se te caiga de la boca. Verás cómo se te quita el hipo y harás pasar un rato divertido a quien esté contigo.

8 Traga aire hasta eructar. El aire que se almacena acaba queriendo salir en forma de eructo, y el eructo acaba con el hipo. No es algo para hacer delante de la gente.

9 Toma una cucharadita de sal seguida de un sorbo de agua y después respira lentamente.

10 Bebe media cucharadita de jugo de pepinillos o de vinagre cada 10 segundos hasta que el hipo se detenga.

Si ninguno de estos 10 métodos te funciona (cosa rara), solo te queda esperar a ver como el hipo se cura solo. Aunque si tienes mala suerte puede que dure más, como a Charles Osborne que tuvo hipo nada más y nada menos que durante 68 años.

¿Conoces algún truco más sobre cómo quitar el hipo? Compártelo en nuestros comentarios.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Se me cae mucho el pelo, ¿qué hago?
Siguiente
Cómo se calcula el IMC