Una de las cuestiones más importantes a tener en cuenta a la hora de decorar una vivienda, es aquella que tiene que ver con los espacios donde los niños van a pasar más tiempo. Una habitación infantil debe contar con su propio estilo, pero, además, debe ser un lugar donde los más pequeños se encuentren seguros y protegidos, con un mobiliario adaptado a sus necesidades.

Es posible que no hayas valorado este tema lo suficiente, y ahora encuentres dudas sobre qué es lo mejor para tus hijos, por eso te dejamos algunos consejos sobre cómo elegir los muebles más adecuados para la habitación de los niños.

Cómo elegir los muebles más adecuados para la habitación de los niños

Además de la estética, para escoger los muebles de los niños hay que pensar en la funcionalidad y, sobre todo, en la seguridad. Teniendo en cuenta algunas cuestiones básicas, será fácil conseguir un espacio que integre todos los elementos para convertirse en la perfecta habitación infantil.

Composición de la habitación

La clase de la decoración reside en no llenar el espacio con todo tipo de objetos inútiles. Una habitación tiene que ser principalmente un lugar de descanso. Llenarla de elementos estimulantes no resulta buena idea para lograr que los niños se relajen pronto.

Los básicos en la decoración han de ser: una cama, un armario, una mesita de noche y una cómoda. Dependiendo de la edad del niño, se pueden agregar otros elementos como escritorios, con sus sillas de escritorio, o un espacio de juegos donde tener los juguetes ordenados.

Tamaño de los muebles

Por supuesto, todos los elementos que se incluyan en la habitación deben estar adaptados en cuanto a tamaño al de los niños. Para que los niños puedan utilizar los muebles de forma correcta y segura, no pueden ser demasiado grandes para ellos, lo que además podría desembocar en un accidente.

Colorido

Aunque una habitación infantil a priori permite todo tipo de combinaciones de color, apostar por colores demasiado estridentes puede ser contraproducente a la hora de dormir, ya que mantendrán activo el cerebro de los niños. Siempre es un acierto utilizar tonos pastel claros y texturas naturales que combinan perfectamente, aportan colorido, y resultan relajantes en cualquier momento del día. También puedes dar un toque de color más llamativo en una o dos piezas del mobiliario; lo importante es crear una atmósfera equilibrada, donde los niños quieran pasar tiempo.

Calidad de los muebles

Uno de los puntos más importantes es cuidar la calidad de los muebles. Elige siempre aquellos que sean fiables y robustos. Huye de ofertas y muebles de plástico con malos acabados, que pueden romperse y suponer un peligro a corto plazo para tus hijos. Vigila también que no tengan bordes afilados o piezas pequeñas que puedan desprenderse, para evitar posibles sustos.

Elementos de seguridad

Una vez que hayas escogido los muebles, tendrás que tener en cuenta otras cuestiones a la hora de colocarlos en su lugar:

  • Anclar el mueble a la pared. Sobre todo, cuando se trata de armarios o muebles grandes que puedan volcar y que podrían causar un accidente con facilidad.
  • Añadir protectores infantiles. En todos esos puntos que pueden suponer un peligro, como esquinas, enchufes, etc. También es una buena idea colocar alfombras antideslizantes, que eviten un resbalón y el consiguiente golpe.

Esas son las más básicas, pero en cuestión de seguridad infantil, toda información es poca, y ningún elemento sobre.

Siguiendo todos estos consejos sobre cómo elegir los muebles más adecuados para la habitación de los niños, conseguirás una estancia segura y pensada completamente para ellos. Si los niños son lo bastante grandes como para poder opinar, no olvides escuchar también qué es lo que ellos quieren o les gusta, ya que el objetivo es que quieran pasar tiempo en su propia habitación. ¿Qué elementos resulta imprescindibles para ti en la habitación de tus hijos? Déjanos tus comentarios.

Si necesitas ideas para decorar la habitación de tus hijos, echa un vistazo a estas ideas sobre habitaciones de niños en Pinterest.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Cómo se hace un trasplante de hígado paso a paso
Siguiente
Los 10 peores efectos de las drogas sobre la salud