El colágeno hidrolizado y el colágeno de magnesio son dos aportes imprescindibles para nuestro organismo. En el caso de las articulaciones, la falta de colágeno puede provocar muchas de las enfermedades asociadas a estas estructuras óseas, mediante suplementos como los que ofrecen los productos Ana María Lajusticia, podemos reducir las consecuencias de la artritis, artrosis, osteoporosis y otras afecciones similares. 

Qué es el colágeno

El colágeno es una proteína natural que produce nuestro cuerpo. Durante nuestra vida, las reservas naturales de colágeno descienden, lo cual repercute en la salud de los huesos, especialmente en las articulaciones. 

Los aportes de colágeno ayudan al desarrollo del pelo, las uñas, los huesos, ligamentos, cartílagos y la piel, de hecho, el colágeno es responsable de mantener la piel joven, ya que aumenta su elasticidad. 

Es importante destacar que el colágeno es una proteína natural, por tanto, los suplementos no están añadiendo sustancias artificiales a nuestro organismo, al contrario, están incentivando la creación de un compuesto que forma parte de nuestro cuerpo.

La función del colágeno en nuestros huesos

El impacto del colágeno en los huesos es crucial. Esta proteína forma parte de todos los tejidos de nuestro cuerpo, en el caso específico de los huesos, actúa como un elemento capaz de aportar flexibilidad, elasticidad y resistencia bajo presión, tres características clave para los huesos, especialmente en la zona de las articulaciones.

Con el tiempo, la creación natural de colágeno se reduce, propiciando enfermedades relacionadas con los huesos. Al tratarse de un aporte propio del organismo es muy difícil compensar este déficit, la mejor solución se basa en los aportes que incluyen los productos con colágeno hidrolizado, que no solo aportan porcentajes altos de colágeno, además multiplican su absorción por parte de las estructuras óseas de nuestro cuerpo. 

Las ventajas del colágeno hidrolizado

El colágeno hidrolizado es un suplemento de origen animal que ayuda a reforzar la creación natural de colágeno. Se trata de un regenerador tisular que actúa directamente en el cartílago, mejorando las funciones de las articulaciones. 

A partir de los 30 años la producción de colágeno desciende, a edades más avanzadas, esta falta de colágeno puede provocar dolores y enfermedades en las articulaciones. El colágeno hidrolizado está formulado para facilitar su absorción en los tejidos que necesitan este compuesto, por eso su consumo se percibe en la piel, las uñas, el pelo y los huesos. 

La absorción de colágeno mediante la alimentación es poco eficaz, debido a que el colágeno presente en los alimentos no llega a absorberse, o aporta porcentajes insignificantes a nuestros huesos. El colágeno hidrolizado sí garantiza aportes útiles, además actúa en zonas especialmente sensibles como las articulaciones. 

Colágeno Ana María Lajusticia

Tanto el colágeno con magnesio como el colágeno hidrolizado son aportes fundamentales para nuestros huesos. Ana María Lajusticia nos ofrece una amplia selección de productos con colágeno de rápida absorción para nuestro cuerpo. Este tipo de aporte es fundamental a partir de los 50 años, cuando la producción de colágeno natural de nuestro cuerpo empieza a ser insuficiente, generando osteoporosis, artritis y artrosis. Mediante un consumo regular de colágeno podemos cuidar nuestras articulaciones, evitando los dolores asociados a este tipo de enfermedades.   

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Enfermedades que puedes coger en el hospital y cómo tratarlas
Siguiente
Tratamientos  para descongestionar la nariz