Los beneficios del perejil son muchos, ya que esta planta puede ayudar a resolver trastornos y problemas de nuestro organismo, no en vano muchos profesionales recomiendan su consumo. Este condimento disponible en cualquier supermercado que tengamos cerca puede contribuir a mejorar nuestra salud y hacer que nuestras comidas estén aún más ricas.

 En la Edad Media la consideraban una planta con poderes mágicos y en tiempos de gladiadores romanos se les administraba a los luchadores creyendo que les dotaría de una fuerza extrema. Muchos son los mitos sobre el perejil, algunos ciertos y otros no tanto. Es importante saber que debemos creer cuando escuchamos hablar de esta planta y conocer los beneficios que el perejil puede aportarnos.

Falsos mitos sobre el perejil:

Son muchos los que desconfían de los beneficios del perejil porque creen que son más graves los problemas que causa o los efectos secundarios que genera. Para todos aquellos creyentes de los falsos mitos de este condimento comenzaremos desmintiendo algunas de las cualidades negativas que se le atribuyen.

–          Abortivo: Ni el perejil ni el limón ni el orégano poseen propiedades abortivas. Si durante el embarazo se recomienda evitar el exceso de aditivos es porque o es beneficioso, ya que, por ejemplo, el perejil contiene mucho apiol, lo cual puede producir alteraciones durante el embarazo como contracciones tempranas pero en ningún caso el aborto.

–          Deficiencia renal: Es un mito menos extendido y es normal, ya que ningún estudio lo ha demostrado. Es cierto que se recomienda evitar su consumo en infusión a personas que ya sufran este problema  pero no por qué sea el origen de este problema.

–          Pérdida de peso: El perejil no funciona de la misma manera con todas las personas, ya que nuestra constitución es muy diferente, por lo que utilizarlo como método para adelgazar no siempre funcionará. Además, en caso de haber perdido peso gracias a esta planta, los resultados serán solamente temporales si no se acompaña de una dieta saludable y de ejercicio.

Beneficios del perejil:

–          Diurético: Como ya hemos visto, el perejil es un tratamiento natural para limpiar los riñones, ya que estimulan nuestra función renal. Por lo tanto, uno de los grandes beneficios del perejil es que evita la retención de líquidos en nuestro organismo. Sin embargo, quienes padezcan insuficiencia renal deberán consultar a su médico, ya que serán necesarias precauciones por su seguridad.

 

–          Antioxidante: Otro de los beneficios del perejil es su capacidad de rejuvenecer y limpiar la piel (y proporciona un buen bronceado). Además, el perejil nos aporta una buena cantidad de vitamina C y vitamina A, superando con tan solo dos cucharadas la dosis diaria que se recomienda de cada una.

 

–          Ayuda a la digestión: Las propiedades digestivas de esta planta favorecen la digestión, trata el estreñimiento y actúa como anti-flatulento. Además, contiene minerales como fósforo, hierro o calcio y vitaminas A, C, G y E. Por todo esto, se recomienda su ingesta como condimento en las comidas pero también una infusión de perejil antes de sentarte a la mesa.

 

–          Desinflamatorio: La acción anti-inflamatoria es un beneficio del perejil y  si se consume de forma regular puede tratar trastornos inflamatorios más graves y prolongados. Se recomienda colocar un cataplasma de perejil sobre la zona dañada y dejar actuar como anestésico.  

 

–          Aromática: El apiol y la miristicina que contiene el perejil le hace poseedor de una cualidad aromática muy famosa y utilizada principalmente en actividades culinarias para dar olor y sabor a la comida.

 

Los beneficios del perejil son muchos y los mitos negativos que lo acompañan inciertos, por lo que incluirlo en tu dieta o como remedio a los problemas que resuelve es una opción sana y recomendable. Se puede consumir acompañando ensaladas, en batido mezclado con cualquier fruta o  a modo de infusión. Además, es una planta bastante fácil de cultivar, así que si estás realmente interesado podrás incluso plantarlo y consumirlo más fresco que nadie.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Consecuencias del Alzheimer en la familia y en la sociedad
Siguiente
Tipos de leches maternas y sus características