En España, 1 de cada 13 bebés es prematuro. Las estadísticas nos dicen además que este porcentaje ha ido en aumento en los últimos años (del 4 al 7% desde 1996 a 2006). Las razones de este aumento en el número de partos prematuros están en el retraso de la edad de maternidad y el uso de técnicas de reproducción asistida. La edad media a la que una española decide tener su primer niño es aproximadamente a los 31 años (en 1980 la media era a los 28 años).

¿Qué es un parto prematuro?

Un parto prematuro es todo aquel que se produce antes de las 37 semanas de embarazo. Alrededor de una cuarta parte de los nacimientos prematuros es planeado (por complicaciones médicas es necesario hacer una cesárea o inducir el parto), el resto son espontáneos.

¿Qué consecuencias sufren los bebes prematuros?

Las posibles secuelas que puedan sufrir los bebes prematuros dependen mucho de lo que se adelante el parto. La mayoría de los partos prematuros se dan entre la semana 34 y la semana 37 de embarazo. Los niños que nacen en este periodo tienen o pueden tener problemas de salud, pero no un riesgo vital. Si el parto se produce antes, las tasas de mortalidad y de secuelas se elevan. Se consideran prematuros extremos a los bebes que nacen antes de la semana 30 de embarazo.

No obstante, a pesar de que en nuestro país ha aumentado el número de bebes prematuros, cada vez son menos los que arrastran secuelas, gracias a la mejor atención durante el embarazo y las primeras semanas de vida.

Los bebes prematuros son vulnerables y necesitan cuidados especiales para proteger su salud. El principal problema de los niños prematuros es que al nacer algunos de sus órganos están inmaduros, es decir, no han tenido tiempo para desarrollarse del todo. Es por ello que, tras un parto prematuro, él bebe necesita paras un tiempo en la incubadora, donde seguirá creciendo bajo estricta vigilancia médica.

Los problemas que puede sufrir un bebe prematuro al nacer son variados: problemas para respirar, infecciones, ictericia, dificultades para alimentarse, riesgo de derrame cerebral o problemas para mantener estable su temperatura corporal.

Los que sobreviven al abandono prematuro del vientre materno (que por suerte son la mayoría) pueden tener problemas de salud a largo plazo: enfermedades crónicas, problemas en la vista y en el oído, parálisis y problemas de desarrollo. Son relativamente frecuentes los retrasos cognitivos menores (se descubren por problemas para aprender o concentrarse). El 40% de los prematuros extremos manifiestan secuelas cognitivas cuando empiezan la escuela, de ahí la importancia de la estimulación cognitiva temprana.

Ante el riesgo de un parto prematuro en ocasiones se opta por intentar retrasarlo artificialmente y suministrar corticoesteroides al bebe para que sus órganos se desarrollen más rápidamente. Como decimos, cuanto menos se adelante el parto, mayor será la probabilidad de que no haya secuelas.

1 Comentario

  • Bebes prematuros: secuelas y consecuencias para el niño de un parto antes de tiempo | CookingPlanet,

    […] Bebes prematuros: secuelas y consecuencias para el niño de un parto antes de tiempo […]

  • Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Anterior
    Puré de verduras para niños menores de 2 años
    Siguiente
    La alimentación de niños de 6 meses a 2 años