La apnea obstructiva del sueño (que suele llamarse apnea del sueño o simplemente apnea) es un trastorno caracterizado por la interrupción de la respiración durante mientras se duerme, unas interrupciones que duran de 10 a 20 segundos y pasan desapercibidas (el paciente no sabe que ha dejado de respirar). Se produce cuando los tejidos de las vías respiratorias superiores llegan demasiado cerca uno del otro durante el sueño, bloqueando temporalmente el flujo de entrada de aire. En este post conocerás los síntomas de la apnea obstructiva del sueño, sus consecuencias y su tratamiento.

La apnea obstructiva del sueño se puede desarrollar en cualquier persona a cualquier edad, pero ocurre con más frecuencia en personas que cumplen alguna de las siguientes características:

  • Son hombres
  • Sufren sobrepeso
  • Tienen más de 40 años
  • Son fumadores
  • Consumen alcohol

Apnea obstructiva del sueño: síntomas

Todos los músculos del cuerpo se relajan durante el sueño. En las personas sin apnea obstructiva del sueño, los músculos de la garganta se relajan, pero no bloquean las vías respiratorias. En los pacientes con apnea obstructiva del sueño, las vías respiratorias se bloquean o estrechan durante el sueño, lo que reduce la presión del aire y evitar que el aire fluya normalmente en los pulmones de forma temporal.

Los síntomas de la apnea del sueño incluyen:

  • Somnolencia diurna excesiva
  • Dolores de cabeza matutinos
  • Funcionamiento emocional o mental deteriorado
  • Roncar

Apnea obstructiva del sueño: tratamiento

Por suerte, la apnea obstructiva del sueño puede tratarse. Si se debe a la obesidad o al consumo de alcohol y tabaco basta con hacer modificaciones en el estilo de vida. En otros casos puede recurrirse a otras soluciones. El tratamiento de la apnea obstructiva del sueño depende en parte de la gravedad de la condición. Las opciones de tratamiento incluyen:

Dispositivos de presión positiva continua (CPAP): son el tratamiento más común para la apnea obstructiva del sueño de moderada a severa.

Aparatos dentales: llamados también dispositivos orales, ayudan a mantener la posición de la mandíbula inferior y la lengua durante el sueño. Los dispositivos dentales pueden ser útiles para los casos leves de apnea obstructiva del sueño.

Cirugía: La desviación del tabique nasal es una causa común de apnea. Mediante la rinoplastia se puede corregir esta desviación y mejorar la respiración.

Causas de la apnea

Para comprender las causas de la apnea del sueño tienes que saber que cuando dormimos todos los músculos de nuestro cuerpo se relajan. Eso incluye a los músculos de las vías respiratorias. La relajación de esos músculos produce un estrechamiento de las vías aéreas y, en consecuencia, entra menos aire a nuestros pulmones.

No pasa nada por eso, porque el aire sigue entrando con normalidad, aunque en un flujo menor. Sin embargo, en pacientes con apnea las vías respiratorias se estrechan tanto que acaban por interrumpir de forma momentánea el flujo de aire. Esas personas se quedan sin respirar durante unos segundos hasta que una gran inspiración restablece el flujo.

Que la musculatura de las vías respiratorias se relaje tanto como para causar la apnea puede deberse a varios factores. Los principales son estos:

  • Exceso de grasa en el cuello y/o en el abdomen.
  • Defectos en la garganta, la boca o la mandíbula que estrechan las vías respiratorias. Por ejemplo, tener un paladar demasiado largo o un mentón demasiado pequeño.
  • Consumo de alcohol y/o tabaquismo
  • Amígdalas o adenoides demasiad grandes: esta es la principal causa de apnea en los niños.
  • Edad avanzada (los músculos pierden tensión).
  • Antecedentes de apnea del sueño en la familia (o de algún otro trastorno del sueño).

Consecuencias 

La apnea obstructiva del sueño (AOS) es un trastorno en el cual una persona deja de respirar temporalmente durante la noche, tal vez cientos de veces. Estas brechas en la respiración se llaman apneas. La palabra apnea significa falta de aliento. Un episodio de apnea obstructiva se define como la ausencia de flujo de aire durante al menos 10 segundos.

La apnea del sueño suele ir acompañado de ronquidos, alteraciones del sueño y somnolencia diurna. La gente puede ni siquiera saber que tiene la enfermedad (salvo que no duerma solo).

La apnea del sueño tiene una fuerte asociación con varias enfermedades, en particular las relacionadas con el corazón y la circulación. 

 

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
5 consejos para cuidar tu salud fácilmente
Siguiente
Hemodiálisis: Todo lo que debes saber