La alimentación complementaria para bebés es una solución a la que muchas madres recurren. Como ya sabrás, hasta el primer año la base de la alimentación de un bebé es la leche, preferiblemente materna, sin embargo, si optamos por alimentar a nuestro bebé con leche artificial, es decir, no materna, podemos incluir alimentación complementaria para bebés entre los 4 y los 6 meses, ten en cuenta que en ningún caso podemos comenzar antes de los 4 meses.

Pasados los primeros 6 meses, llega el momento de probar nuevos sabores, de comenzar a masticar y complementar la alimentación. Durante este nuevo período, el recién nacido debe seguir comiendo a demanda, sin embargo podemos comenzar a ofrecerle un par de cucharadas de alimentos semisólidos.

Alimentación complementaria para bebés a partir de seis meses

Cuando vayas a cocinar las primeras papillas, ten en cuenta que el bebé debe comenzar a acostumbrarse a diferentes texturas, así que en lugar de preparar papillas opta por triturados, con una textura algo más sólida, de esta manera su paladar se va acostumbrando a nuevos sabores.

En cuanto al método, ten en cuenta que el biberón está hecho para cereales y leche, verduras y frutas deben darse con cuchara, de hecho, los zumos y preparados con fruta no son muy recomendables durante los primeros meses, debido a que puede resultar excesivamente calórico.

Hasta hace elativamente poco tiempo, existían todo tipo de normas y tablas acerca de la alimentación de un recién nacido durante los primeros meses, en la actualidad todo se ha simplificado, hasta reducir esta fase a una regla general: es mejor ofrecer los alimentos de uno en uno. Las alergias e intolerancias deben testarse durante los comienzos de la alimentación sólida, para conseguirlo debemos dar los alimentos de uno en uno y observar las posibles reacciones del bebé. En este sentido, nada de innovar por la noche, cualquier alimento que no haya probado debes dárselo por la mañana o por la tarde para observar posibles consecuencias.

Qué alimentos complementarios elegir

En cuanto a los ingredientes de la nueva dieta, las verduras y hortalizas son un clásico y no pueden faltar a partir de los 6 meses. La fruta también debe ser una de las bases de la alimentación de nuestro bebé a partir de los 6 meses, al igual que los preparados con cereales.

En cuanto a la carne y el pescado, prueba a introducirlos en su dieta también desde los seis meses. Opta por conejo y pollo por tratarse de animales pequeños. En cuanto al pescado, evita peces grandes que pudieran contener un nivel más alto de mercurio.

Estos son algunos consejos básicos sobre la alimentación complementaria para bebés, si tienes alguna pregunta déjanos tu comentario.

 

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Enfermedades de las uñas de los pies y de las manos
Siguiente
Qué alimentos se pueden congelar sin problemas