Se cree que en el año 2050 la mitad de la población de los países desarrollados padecerá algún tipo de alergia. Dentro de las alergias más comunes en la actualidad se encuentra la alergia a los ácaros del polvo. Vamos a ver cuáles son los síntomas de la alergía a los ácaros y qué soluciones existen.

¿Qué son los ácaros del polvo?

Los ácaros son una subclase de arácnidos de tamaño diminuto. Hay unas 50000 especies de ácaros. Los que se encuentran en el polvo domestico miden entre 0,2 y 0,5 mm. Estos ácaros del polvo encuentran su hábitat ideal en entornos cálidos, poco ventilados y húmedos, como el interior de nuestros hogares en otoño. Dentro de casa se hallan principalmente en camas, sofás, cortinas, alfombras, moquetas y peluches.

Lo de la alergia a los ácaros puede resultar algo confuso, pues la causa de la alergia no es el propio ácaro, sino sus deposiciones, al igual que sus restos una vez que ha muerto. Veamos cuales son los síntomas de esta alergia y las soluciones que pueden combatirla.

Ácaro delo polvo
Así son nuestros “amigos” los ácaros vistos al microscopio.

Síntomas de la alergia a los ácaros del polvo

La alergia a los ácaros es la alergia respiratoria más frecuente en España. Además, la sensibilidad a los ácaros aumenta con la edad, es decir, que cuanto más mayor nos hacemos más posibilidades tenemos de sufrirla.

Los síntomas de la alergia a los ácaros del polvo son muy similares a los del resto de alergias respiratorias, con dos salvedades: se dejan sentir todo el año –a diferencia de las alergias estacionales como la alergia al polen- y aparecen cuando el alérgico está en casa.

Estos síntomas son asma, congestión nasal, moqueo,  estornudos, picor nasal, picor de ojos, picor de garganta, tos seca, respiración silbante, conjuntivitis, legañas, lagrimeo y falta de respiración.

Soluciones a la alergia a los ácaros del polvo

Los ácaros del polvo se encuentran en todas las casas, hasta en las más limpias. No obstante, existen varias medidas preventivas que los alérgicos al polvo pueden tomar para frenar en lo posible su alergia. Ahí van unas cuantas:

  • Airear las habitaciones a diario
  • Mantener una temperatura ambiente más bien fresca (entre 18 y 20º) y una humedad relativa baja (no más del 50%)
  • No tener alfombras o moquetas en casa o cualquier otro objeto que acumule mucho polvo
  • Comprar fundas antiácaros para colchones
  • Renovar el colchón cada cierto tiempo, puesto que la concentración de ácaros aumenta con la edad del colchón
  • Cambiar las sabanas cada semana
  • No tener almohadas de plumas naturales (son nidos de ácaros)
  • Pasar la aspiradora cada semana (si es posible, añadirle un filtro adaptado antiácaros)
  • Para el mobiliario de la casa preferir las superficies planas que son más fáciles de lavar
  • Evitar el humo del tabaco, que exacerba los síntomas de cualquier alergia respiratoria

¿Has tenido alergia a los ácaros del polvo alguna vez? ¿Cómo hacer para protegerte de ellos en tu hogar? Los comentarios están abiertos.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Qué es la fiebre amarilla y cómo se transmite entre personas
Siguiente
¿Qué son los medicamentos huérfanos? Ejemplos