El auxiliar de enfermería tiene como función principal la atención y auxilio de los pacientes en un hospital o entorno médico. De este profesional dependerá que reciban los cuidados más básicos y elementales de forma adecuada, como son la alimentación, la higiene, la preparación y suministro de los fármacos incluidos en el tratamiento… Para llevar a cabo todas estas funciones, se requiere de cierta formación académica

Para comenzar a estudiar el material necesario para convertirse en auxiliar de enfermería es fundamental contar con el título de la ESO o superior. Después de haber conseguido esta titulación, se deberá cumplir con el ciclo formativo de Grado Medio de FP en Cuidados Auxiliares de Enfermería, que se incluye dentro de la rama específica de Sanidad. Además, resulta de gran interés, para acceder a puestos de trabajo más específicos, especializarse en alguno de los Cursos acreditados para Auxiliar de Enfermería de DAE Formación, con los que se van a obtener todas las habilidades, conocimientos y aptitudes para formarse como experto en este entorno.

Actualmente, para alcanzar esta titulación, se presentan las opciones de estudiar de forma presencial u online, siendo ambas igualmente válidas para adquirir los conocimientos necesarios. La variante digital online presenta ventajas obvias, como es la adecuación de un horario a las necesidades personales, la conciliación familiar y/o laboral… No hay de qué preocuparse a la hora de encajar laboralmente, ya que los dos métodos tienen el mismo valor.

Aptitudes personales para formar parte del equipo de auxiliar de enfermería

Para ejercer cualquier profesión relacionada con la salud, además de tener toda la formación académica necesaria, hay que poseer una serie de aptitudes personales. Si existe un verdadero interés por convertirse en profesional de la salud, hay que ser consciente que, en cualquiera de los posibles entornos, se debe tener un alto nivel de vocación de ayuda al necesitado, por lo que valores como la empatía, la paciencia y la comprensión serán muy valorados.

No hay que olvidar que la ayuda que ofrecen es tanto física como emocional, ya que se asiste en labores de higiene, alimentación y cuidados específicos según el grado de enfermedad y dependencia que posea, pero, también, como acompañante, dando conversación o simplemente sosteniendo su mano.

Otra aptitud personal que se requiere es la entereza, la capacidad de mantenerse fuerte en momentos especialmente delicados, ya que hay que estar preparados para personas y situaciones de todo tipo. Es habitual tener que enfrentarse al mal humor o a la desesperación por parte del paciente, a las emociones extremas e incluso a experiencias realmente duras.

Por todos los motivos anteriormente mencionados, el autocontrol, la capacidad de reaccionar adecuadamente ante cualquier contexto o escenario, también es considerado como un pilar en este oficio. Mantener la cabeza fría ante las situaciones más urgentes o repentinas es fundamental para poder tomar las decisiones más acertadas para que el paciente pueda recuperar lo más rápidamente posible su estado natural.

El técnico de auxiliar de enfermería

A efectos prácticos, no hay diferencia alguna entre un Auxiliar de Enfermería y un Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería, aunque, a día de hoy, siga existiendo confusión. Sea cual sea el nombre que identifique a este profesional, las funciones que desempeñan forman parte del correcto funcionamiento de la atención médica, ya sea hospitalaria, ambulatoria o domiciliaria.

Se trata de un técnico que ofrece cuidado a los pacientes actuando en las más variadas áreas de la atención sanitaria y su función se encuentra a disposición de lo que dicte el médico, que será el que dicte las normas, el tratamiento o los cuidados que requiere un determinado paciente.

Estudios posteriores

El técnico de Auxiliar de enfermería puede, si esa es su elección, seguir formándose para optar a una mejora del puesto de trabajo, ayudar de forma más especializada a los pacientes y, lógicamente, acceder a mayores nóminas.

De entre otros cursos caben destacarse los de Cuidados Básicos para la Edad Avanzada, para la Prevención de Riesgos Biológicos, Bases nutricionales, Actualización de Conocimiento en Úlceras y Heridas Crónicas, Comunicación Terapéutica, la Atención a Personas Dependientes, de Lactancia Materna, Quirófano para Auxiliares de Enfermería por estar altamente demandados y ser de gran utilidad para complementar este tipo de currículos profesionales. Todos estos son cursos que pueden llevarse a cabo de forma online, lo que implica recibir las ventajas antes mencionadas.

También resultan interesantes los ciclos formativos de Técnico de emergencias Sanitarias o el de Farmacia y Parafarmacia. Del mismo modo, el grado Superior de Anatomía Patología y Citodiagnóstico, Laboratorio Clínico y Biomédico o el de Higiene Bucodental o para Prótesis Dentales, llevará a los estudiantes y trabajadores a un nivel superior.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Requisitos para estudiar auxiliar de enfermería
Siguiente
La importancia de la salud mental