¿Estás buscando remedios caseros para la congestión nasal en niños y en adultos? La congestión nasal es un problema de salud que afecta diariamente a millones de personas debido a la inflamación de los vasos sanguíneos de las vías respiratorias. Esta obstrucción, aunque común y usualmente leve, es causada principalmente por el resfriado o la gripe, aunque en ciertas ocasiones puede deberse a infecciones en los senos paranasales, sinusitis, alergias o pólipos.

 En el caso de que sea provocada por un catarro, aunque por general desaparece por sí sola al cabo de una semana, es un trastorno molesto que puede dar lugar a rinorrea o secreción. Así, para acabar con sus síntomas pueden ser beneficiosos ciertos remedios caseros para la congestión nasal que no sólo son útiles y sencillos de preparar, sino que ayudan a drenar el moco diluido por la nariz, aliviando así el malestar y contribuyendo a mejorar de actividad respiratoria.

Remedios caseros para la congestión nasal

De entre estos remedios caseros, además de beber mucho líquido, lo más frecuente es hacer inhalaciones de vapor de agua o una solución salina elaborada a base de agua tibia, sal y bicarbonato de sodio, que se debe emplearse de 3 a 4 veces al día para que ayude a desinflamar los tejidos nasales, despejando así las vías respiratorias. Otro de los tratamientos caseros más populares y comunes es frotar un ungüento de menta sobre el pecho y alrededor de las fosas que ayude a abrir los conductos y facilitar la respiración.

Asimismo, también cabe destacar como remedio casero para la congestión nasal la ingesta de bebidas calientes. Con ello, una infusión de hierbas a basa de hojas de laurel, salvia y canela ayuda a destapar los orificios nasales, así como el té de tomate que no sólo proporciona vitamina C al cuerpo, sino que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. Del mismo modo, echar unas cucharadas de miel y vinagre en un vaso con agua caliente, o hervir unas hojas de eucalipto o manzanilla también puede ayudar. Además, el colocar una compresa o toalla caliente debajo de los ojos 3 veces al día constituye un remedio casero para la congestión nasal que facilita el drenaje de los senos y ayuda a aliviar la congestión y los síntomas asociados a las alergias o sinusitis.

Por otra parte, el agregue de ingredientes picantes en las comidas puede considerarse como otro remedio casero para la congestión nasal que contribuye a que disminuya la inflamación de la nariz. Así, añadir pimienta negra a las sopas, así como la ingesta de alimentos como el ajo o la cebolla ayudan a eliminar la mucosidad que obstruye las vías respiratorias.

Sin embargo, aun teniendo en cuenta todos estos remedios caseros una nariz congestionada puede agravarse tanto con la cafeína, la cual debe evitarse a toda costa, como al dormir, para lo que el posicionar la cabeza un tanto elevada con respecto al cuerpo facilita un mejor drenado del conducto nasal. También existen medicamentos descongestivos de venta en farmacias que ayudan a reducir la congestión nasal, aunque para saber cuál comprar siempre es mejor consultar al médico de cabecera o especialista.

 ¿Conoces más remedios caseros para la congestión nasal? Compártelos en los comentarios.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
¿Cómo saber si un niño es autista? Claves para el diagnóstico
Siguiente
Los 6 tipos de vacunas antigripales que existen