El cáncer de mama es el cáncer que comienza con la formación de un tumor maligno en el pecho. Un tumor maligno es un grupo de células cancerosas que pueden crecer en los tejidos cercanos o extenderse (metástasis) a otras áreas del cuerpo.

Si bien no hay causa conocida de cáncer de mama, se sabe que la enfermedad se produce cuando algunas células del seno comienzan a crecer de manera anormal. Estas células se dividen más rápidamente que las células sanas y luego comienzan a acumularse, formando un bulto o masa. Las células cancerosas pueden diseminarse (por metástasis) a lo largo de la mama y los ganglios linfáticos a otras partes del cuerpo.

Riesgo de Cáncer de Mama

Mientras que varios factores (ambiente, estilo de vida y factores hormonales…) pueden aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de mama, ninguno de estos garantizan que alguien vaya a desarrollar la enfermedad.

Por otra parte, muchas mujeres que desarrollan la enfermedad no tienen factores de riesgo conocidos. Ciertos rasgos, sin embargo, se sabe que aumentan el riesgo de cáncer de mama, como la obesidad, antecedentes personales o familiares de cáncer de mama, y las mutaciones genéticas BRCA1 y BRCA2. Por tanto, el cáncer de mama es muy probablemente causado por una compleja interacción entre composición genética, comportamiento y entorno.

Cáncer de mama en hombres

El cáncer de mama masculino representa menos del 1 por ciento de todos los casos de cáncer de mama. Los hombres de cualquier edad pueden desarrollar la enfermedad. Sin embargo, se encuentra generalmente en los hombres entre 60 y 70 años de edad.

El cáncer de mama en los hombres a veces es causado por mutaciones genéticas heredadas. Otros factores de riesgo incluyen exposición radiaciones, altos niveles de estrógeno, y una historia familiar de la enfermedad.

Síntomas del cáncer de mama

Aunque la mayoría de los casos de cáncer de mama no tienen síntomas hasta que son descubiertos en una mamografía, el síntoma más común es la aparición de un nuevo bulto o masa en la mama. Las masas más propensas a ser cancerosas son indoloras, duras, e inmóviles, con bordes irregulares.

Tratamiento del cáncer de mama

La mayoría de cánceres  de mama se tratan con cirugía, a menudo junto con los tratamientos adicionales para ayudar al cuerpo a deshacerse de las células cancerosas, o para garantizar que se mantiene libre de cáncer.

1 Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Preguntas frecuentes sobre la diabetes (y respuestas)
Siguiente
Preguntas frecuentes sobre el SIDA (información)