La operación de miopía con lentes intraoculares es la principal alternativa a la operación de miopía con láser. Como dijimos al hablar de la cirugía láser, las personas con altas dioptrías deben recurrir a las lentes intraoculares si quieren prescindir de gafas o lentillas. En su caso, el uso del láser dejaría la cornea demasiado delgada. 

¿En qué consiste la operación de miopía con lentes intraoculares?

La operación de miopía con lentes intraoculares consiste en implantar una lente en el ojo para corregir el defecto de visión.

Existen dos tipos de lentes:

  • Lentes fáquicas (ICL): se implantan entre el iris y el cristalino.
  • Lentes intraoculares (LIO): sustituyen al cristalino.

Dentro de estos dos grandes grupos de lentes existen muchas alternativas dependiendo de las necesidades del paciente: lentes multifocales, monofocales… La lente que se implanta es muy parecida a una lente de contacto o lentilla, con la diferencia de que va dentro del ojo. Lo normal es que no se operen los dos ojos al mismo tiempo, si no primero uno y días después el otro.

Ventajas de la operación de miopía con lentes intraoculares

Al igual que la cirugía láser, las lentes intraoculares cuentan con varias ventajas:

  • Son la solución para las miopías altas, que no pueden operarse con láser.
  • Las lentes intraoculares no causan ninguna molestia a quien las lleva.
  • Ofrecen una calidad de visión superior
  • La operación es reversible, es decir, la lente intraocular puede extraerse en cualquier momento para su reemplazo o actualización.
  • Es un procedimiento seguro que necesita poco tiempo de recuperación.

Riesgos o desventajas de la operación de miopía con lentes intraoculares

  • La intervención para colocar una lente intraocular es algo más complicada que la cirugía láser. La duración es de una media hora y se necesita anestesia local. Hay que realizar una micro-incisión milimétrica para introducir la lente; eso sí, tan pequeña que no es necesario aplicar puntos.
  • Una desventaja en la operación de miopía con lentes intraoculares es que no se pueden operar los dos ojos el mismo día. Hay que dejar un periodo de una o dos semanas entre ojo y ojo.
  • El coste del implante de lentes intraoculares suele ser superior al de la cirugía láser, pero en muchos casos los resultados son mejores.

En general, tanto las operaciones de cirugía láser como las lentes intraoculares ofrecen buenos resultados en la miopía. El optar por una u otra opción depende de criterios médicos y de la opinión del paciente.

¿Has pensando el las lentes intraoculares para solucionar tus problemas de visión? Los comentarios están abiertos.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Cuáles son los mejores colchones para descansar correctamente
Siguiente
Cómo prevenir las alergias en los niños en primavera