Aunque la información sobre cáncer y las perspectivas de curación han mejorado durante los últimos años, esta enfermedad sigue siendo un tabú para muchas personas. Yo donde hay tabú pueden aparecer todo tipo de mitos, algunos de ellos infundados e incluso muy perniciosos. En nuestro post de hoy damos a conocer cinco de los más peligrosos.

Mitos sobre el cáncer

Mito 1: No necesitamos hablar sobre el cáncer

Verdad: Hablar sobre una enfermedad como el cáncer siempre es difícil, puesto que se considera un tema tabú, especialmente en algunos entornos y culturas. Sin embargo, hablar abiertamente de cáncer puede ayudar al enfermo a aliviar su pena a la vez que permite derribar la barrera de desinformación y miedo que en muchos casos impide una correcta prevención.

Hablar sobre el cáncer es una buena manera de “exorcizar” las creencias negativas y estigmas que hay a su alrededor.

Mito 2: No hay signos o síntomas de cáncer

Verdad: No es cierto que el cáncer no avise. Existen muchos tipos de cáncer; algunos de ellos no rara vez presentan signos y señales de alerta temprana, pero muchos otros sí. Reconocerlos a tiempo y detectar el cáncer cuanto antes tiene un gran impacto positivo sobre el tratamiento de la enfermedad, ya que los cánceres en las primeras etapas se tratan mejor que en etapas tardías. Es necesario establecer programas de detección temprana y dotar a los profesionales sanitarios de los conocimientos adecuados.

Mito 3: No hay nada que pueda hacer contra el cáncer

Verdad: Se oyen muchos comentarios acerca del cáncer del tipo “le puede tocar a cualquiera”. Una idea peligrosa porque parece dar a entender que no se puede hacer nada contra el cáncer. Si bien es cierto que nadie está a salvo de sufrir un cáncer en algún momento de su vida, los hábitos y estilos de vida saludable reducen significativamente las probabilidades de padecer la enfermedad.

Mito 4: El cáncer es una enfermedad moderna

Verdad: El cáncer ha existido siempre, aunque ahora se ha vuelto una preocupación predominante en la atención sanitaria global. La enfermedad fue descrito hace miles de años por médicos egipcios y griegos, y los investigadores descubrieron signos reveladores de cáncer en un esqueleto de 3.000 años de antigüedad . Incluso se ha descubierto en huesos de dinosaurios.

Mito 5: Hay una cura milagrosa para el cáncer

Internet está repleto de vídeos y “testimonios” sobre curas ‘naturales’ ‘milagrosas’ ‘para el cáncer. Sin embargo, basta escarbar un poco en la superficie de estas historias para ver que no hay ninguna base científica debajo. Lo que se esconde en estos casos es alguien intentando ganar dinero a costa de las desgracias ajenas.

¿Qué otros mitos sobre cáncer has escuchado alguna vez? Compártelos con nosotros en los comentarios

 

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Cómo prevenir el cáncer de mama con algunos hábitos
Siguiente
Qué es una fobia y cómo afecta a la salud