Vete al parque más cercano. ¿Qué ves? Un montón de gente corriendo, lo que ahora se llama running, por aquello de ponerle un nombre un nombre inglés a todo. Es muy probable que todas las mujeres que veas corriendo se hayan leído este artículo, porque hablamos de los beneficios del running para la salud en las mujeres. Ellas ya los conocen y tú estás a punto de hacerlo si sigues leyendo:

Beneficios del running en las mujeres

No nos engañemos, el principal motivo por el que muchas personas comienzan a correr no es su salud, sino su físico. En efecto, lo hacen para adelgazar. Correr es uno de los métodos más efectivos que se conocen para perder calorías. Con una hora de carrera puedes perder más de 850 calorías (por supuesto nadie espera que corras una hora el primer día).

Perder kilos es buena idea siempre que tengas problemas de sobrepeso y no lo hagas únicamente por estética. Además, correr te hace sudar y el sudor elimina las toxinas de tu organismo. El sudor también “lava” las impurezas de la cara, que obstruyen los poros y pueden provocar acné.

Nadie vive para siempre, pero las corredoras viven mejor, conservando su juventud por más tiempo y sufriendo menos discapacidades. No solo el cuerpo envejece mejor, también el cerebro, ya que mantiene la mente aguda y podría proteger contra las demencias.

Los beneficios del running se notan ya a las pocas semanas (descenso de peso, más agilidad…) y eso tiene una incidencia muy positiva en el autoestima de las corredoras, por lo que podemos considerar al running como un buen antidepresivo natural.

Correr es una forma natural de mantener a raya la hipertensión, ayudando a mantener la presión sanguínea dentro de los límites y mejorando la circulación. Sin duda el corazón será el que más se alegre por tu nueva afición.

 Huesos y músculos más fuertes también son uno de los efectos de ponerse el chándal a menudo y salir a correr. Además, el sistema inmune también se fortalece y previene mejor las enfermedades; por ejemplo, las mujeres que practican el running a menudo pueden reducir su riesgo de cáncer de mama hasta en un 30%.

Estos son los beneficios del running en la salud de las mujeres. ¿A qué esperas para experimentarlos por ti misma? Es una actividad gratuita y que puedes practicar en cualquier época del año (solo tienes que abrigarte bien cuando haga frio). Cálzate las zapatillas ¡y a correr!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
Tratamiento de la diarrea aguda en niños y adultos
Siguiente
Historia de la cirugía mínimamente invasiva