La enfermedad de la bofetada es una enfermedad vírica especialmente frecuente en niños de 3 a 15 años, aunque puede aparecer a cualquier edad. El curioso nombre de esta enfermedad se debe a que su principal síntoma es la aparición de eritemas (enrojecimientos de la piel) en la cara, como si al niño le acabasen de dar un par de bofetadas.

La enfermedad, que también se conoce como eritema infeccioso, es leve y pasa en poco tiempo, pero la erupción suele asustar a las madres.  En este post te explicamos todo lo que debes saber sobre el virus de la bofetada en niños y sus síntomas.

Síntomas de la enfermedad de la bofetada en niños

El síntoma principal de la enfermedad de la bofetada es, repetimos, el sarpullido o erupción en ambas mejillas. Las manchas  son de un color rojo brillante. A pesar de lo aparatosos de su aspecto, no causan ningún dolor al niño. Un pediatra entrenado puede diagnosticar la enfermedad solo con ver las marcas.

A veces la erupción se extiende por el cuerpo, llegando a brazos y piernas. También es posible que estas marcas aparezcan y desaparezcan durante algún tiempo.

Otros síntomas que pueden acompañar al enrojecimiento son los siguientes:

  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Moqueo
  • Fiebre
  • Dolor y rigidez articular leve

Estos síntomas se producen aproximadamente una semana antes de que aparezca la erupción. Por suerte, el niño no los notará demasiado. De hecho, muchos no experimentan ningún síntoma, ni siquiera las erupciones.

Tratamiento y prevención del virus de la bofetada en niños

Como ya hemos dicho, la enfermedad de la bofetada es leve y no suele necesitar tratamiento. Pero si es importante tener en cuenta que puede causar daño al bebé nonato, así que se recomienda acudir al médico a las embarazadas que tengan contacto con algún enfermo.

También hay que tener cuidado si la enfermedad afecta a niños con anemia o con un sistema inmune debilitado.

Una vez que la enfermedad se ha pasado, se generan anticuerpos que protegen contra futuras infecciones. El virus de la bofetada puede transmitirse y cuyo periodo de contagio es de 4 a 20 días antes de la erupción. Una vez que la erupción se desarrolla ya no suele haber riesgo de infección.

Lavarse las manos frecuentemente reduce el riesgo de que esta infección se transmita a otras personas.

¿Han pasado tus niños la enfermedad de la bofetada? ¿Cuáles fueron sus síntomas? ¿Necesitaron algún tratamiento? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios.

19 Comentarios

  • Emi,

    Hola mi peque tiene 17m. y hoy nos lo ha dicho la pediatra….Nos ha dado Atarax x si pica i paracetamol x si hay fiebre pero el niño esta estupendamente no le estoy dando nada….solo las mejillas bien coloradas

  • Patricia,

    En el colegio ya nos dijeron que habia una pasa. Y justo mi hija que tiene 8 años, en su clase ya habia aparecido como en 4 niños. Así que como al igual que los piojos le tocó a ella, jeje. No le hemos hecho ningún tratamiento porque nos dijeron que ya cuando sale la erupción, ya ha pasado el virus. Por lo general, no ha tenido ningún otro síntoma.

  • Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Anterior
    Cómo curar un esguince de tobillo rápido (Tratamientos)
    Siguiente
    Remedios caseros para dejar de tomar cerveza sin problema