Bronceado
En realidad el bronceado es un mecanismo de defensa.

Todo el mundo quiere ponerse moreno en verano, pero pocos saben porque nos ponemos morenos. Es decir, poniéndonos serios, ¿cuál es el mecanismo biológico subyacente al bronceado y cuál es su función?

Aunque parezca mentira el bronceado es un mecanismo de defensa. En concreto nos defiende contras las radiaciones ultravioleta. Estas radiaciones son perjudiciales para la salud ya que pueden causar daños en el ADN celular. Pero vayamos por partes. La sustancia responsable de que la piel adquiera ese saludable tono moreno cuando tomamos el sol es la melanina. La melanina es un pigmento –sustancia colorante- producido por los melanocitos. Los melanocitos se encuentran en las capas más inferiores de la piel y no sintetizan melanina continuamente, sino que lo hacen como reacción a la exposición de la piel a los rayos ultravioleta. La melanina colorea la piel dándole un tono bronce que bloquea los rayos ultravioleta.

La forma natural de broncearse, y la más recomendable, es tomando el sol. Tomar el sol moderadamente es además imprescindible para la síntesis de vitamina D, necesaria para el crecimiento, los huesos y las defensas.

Las cabinas de rayos UV inducen una síntesis rápida de melanina y por tanto un rápido bronceado; pero tienen sus riesgos si hay sobreexposición.

El bronceado veraniego, para desgracia de algunos/as, es temporal. La melanina se oxida en un par de días y su síntesis va disminuyendo a medida que tomamos menos el sol, y por si fuera poco la piel va renovando sus células. El resultado es que a las pocas semanas de volver de vacaciones ya no se puede presumir de moreno playero ante los compañeros de trabajo.

¿Por qué algunas personas se queman con facilidad?

La melanina es la responsable de nuestro color de piel. Como habréis observado no todos tenemos el mismo color ni nos bronceamos a la misma velocidad. Eso depende del número de melanocitos; cuanto más melanocitos hay en la piel, más oscuro es su tono y mayor facilidad para broncearse. Esto se ve claramente si nos fijamos en que los negros tienen su origen en países del ecuador terrestre, dónde las radiaciones solares inciden de forma más directa y es más necesaria la protección frente a los UV.

En el extremo opuesto se situarían los habitantes de las zonas dónde llega menor radiación solar, como ocurre en los países escandinavos. En esas latitudes la concentración de melanocitos en la piel es escasa. Eso explica que, por ejemplo, un noruego que venga a tomar el sol a nuestras playas acabe más rojo que moreno. Su piel no está muy acostumbrada al sol y antes que broncearse se quema.

1 Comentario

  • Consecuencias SEO de la actualización o el rediseño de una página web,

    […] a efectos de SEO. Por ejemplo cambiar http://tratamientoyenfermedades.com/por-que-nos-bronceamos/ por http://tratamientoyenfermedades.com/secretos-bronceado-por-que-nos-ponemos-morenos/ Nuevamente el redireccionamiento 301 es el que nos permite “redirigir” las urls […]

  • Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Anterior
    Pastillas y placebos: definición del efecto placebo
    Siguiente
    Consejos para la prevención y el tratamiento de los golpes de calor