El refuerzo del suelo pélvico es una de las prioridades más comunes de las mujeres al alcanzar cierta edad, por lo que es conveniente conocer algunas de las medidas fundamentales para lograr ese objetivo.

Los músculos que forman parte del conocido como suelo pélvico deben mantener cierta firmeza, puesto que son los que sostienen la zona inferior del abdomen y contribuyen así a que el esfínter cumpla su objetivo.

Una de las situaciones más frecuentes por las que se necesita reforzar el suelo pélvico es tras un parto, aunque la menopausia o ciertas cirugías pueden debilitar también esta zona del cuerpo.

Sus efectos van desde incontinencia urinaria o fecal hasta problemas sexuales, pasando por posibles prolapsos genitales.

Para acabar con los efectos negativos de este cuadro, es fundamental tener claras las distintas acciones o recursos que más contribuyen a mejorar el estado del suelo pélvico.

A continuación, te ofrecemos la información esencial para el refuerzo del suelo pélvico.

Las bolas chinas, una de las ayudas más eficaces para este problema

Esta es una de las herramientas más precisas para fortalecer y tonificar la musculatura del suelo pélvico en caso de necesidad. Recurrir a bolas chinas de calidad supone una de las grandes bazas para acabar con los problemas en esta zona inferior.

Las bolas chinas son pequeñas esferas huecas que contienen otras bolitas más pequeñas en su interior. La función que tienen estos elementos para reforzar el suelo pélvico se entiende al contraer la musculatura para evitar que salgan cuando se introduzcan en la vagina.

Ese esfuerzo con los músculos serán claves para conseguir el objetivo deseado: la contracción involuntaria que ejerce la musculatura del suelo pélvico propicia una mayor circulación sanguínea y una mayor lubricación, propiciando el tono muscular que hará olvidarte de estas consecuencias.

Otro de los modos de fortalecer el suelo pélvico son los ejercicios Kegel, que, realizados con las bolas chinas en el interior de la vagina, te ayudará a controlar las temidas incontinencias urinarias al conseguir contraer los músculos del suelo pélvico con los movimientos de esta práctica.

El uso de las bolas chinas va más allá de su contribución a mejorar el debilitamiento del suelo pélvico, ya que se trata de uno de los juguetes eróticos que mejoran las experiencias íntimas en pareja con su uso frecuente, con orgasmos más intensos y placenteros.

Es conveniente que hagas uso de ellas frecuentemente, unos 15 minutos al día por las mañanas al desayunar o dando un paseo. No te preocupes si los primeros días sientes ciertas molestias o agujetas en la zona, porque es algo totalmente normal.

En el mercado existe una amplia variedad de estos utensilios, como los que componen el catálogo de Vibrashop, uno de los canales de venta de juguetes eróticos más reconocidos del sector.

Otras formas de refuerzo del suelo pélvico

El pilates es una técnica muy eficaz para hacer frente a este problema físico que sufren muchas mujeres en momentos determinados de su vida.

Las pérdidas de orina pueden encontrar en estas sesiones la mejor forma de reducir o eliminar este problema.

La gimnasia abdominal hipopresiva, la electro-estimulación, la masoterapia o la cinsiterapia son algunas de las alternativas a las que puedes recurrir para acabar con los efectos de ciertas circunstancias, como los partos, la menopausia o el sometimiento a algunas cirugías.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Bolas chinas y otras técnicas sencillas de refuerzo del suelo pélvico
Siguiente
6 claves esenciales para elegir el mejor centro de desintoxicación