Antenas de móvil y cáncerYo se que este tema es causa de no pocos debates y pregunta frecuente en nuestras consultas y que ante cualquier nueva corriente de opinión irremediablemente surge otra contrapuesta, pero voy a limitarme exponer los datos que recoge un importante -técnica y estadísticamente hablando- estudio realizado en Gran Bretaña por investigadores del Imperial College de Londres, que ha disipado muchas dudas.

Se analizaron 1.397 casos de leucemia, tumores cerebrales o cáncer del sistema nervioso en niños de hasta 4 años entre 1999 y 2001 y se compararon con cuatro controles de la muestra de los registros de natalidad nacional para esas fechas (5.588 niños). Después se midió la distancia entre las casas y las antenas y la potencia de emisión de campos electromagnéticos de los niños que desarrollaron cáncer y los sanos, sin que hubiera diferencias. El estudio demostró que no tienen más probabilidades de desarrollan cáncer los niños de menos de 5 años por haber nacido cerca de una antena o que puedan alterar la salud de embarazadas o fetos.

Las evidencias epidemiológicas se apoyan además en evidencias experimentales, ya que hasta el momento no se ha demostrado ningún efecto biológico sobre la salud ni “in vivo” ni “in vitro”.

Este estudio, el primero en centrase en los riesgo de sufrir un cáncer tras la exposición a campos electromagnéticos durante el embarazo, debería darse a conocer a nuestras pacientes a objeto de desmitificar la preocupación que supone de vivir en las proximidades de antenas de telefonía móvil.

Dr Florentino R. San Martín
Especialista en Ginecología y Obstetricia.

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anterior
El Día Mundial de la lucha contra el cáncer
Siguiente
Antenas de móvil y cáncer