La gripe española de 1918

Vamos a comenzar esta sección de “Enfermedades mortales” con una enfermedad que en solo dos años mató a entre 40 y 100 millones de seres humanos, lo que le ha valido ser considerada la pandemia más devastadora de la Historia de la Humanidad. La patología que ostenta ese macabro record no es otra que la gripe española de 1918.

El origen de la gripe española de 1918

La gripe española o la gran gripe fue causada por un brote de influenza virus del subtipo H1N1.Si algo hay que destacar de este subtipo fue su extremada virulencia, ya que no solo afectó a ancianos y niños, como suelen hacerlo las epidemias de gripe, sino que muchas de sus víctimas fueron jóvenes y adultos sanos. Ni siquiera los animales, como perros y gatos, estuvieron a salvo.

Virus de la gripe española
Así era el virus al microscopio

Gran parte de lo que conocemos sobre el mecanismo de acción de la gripe española es gracias a la reconstrucción del virus que se llevó a cabo en 2003 y a posteriores pruebas con él en ratones, embriones de pollo y células pulmonares humanas. De este modo se sabe que el virus causante de la gripe española era un virus de la gripe aviar que sufrió varias mutaciones que hicieron que pudiera infectar a humanos.

El virus “resucitado” se halla a buen recaudo en un laboratorio de bioseguridad 3 del U.S. Centers for Disease Control and Prevention. La vuelta del virus a la vida provocó cierta polémica porque algunos veían la posibilidad de que escapase de control y produjese una nueva pandemia.

¿Cómo mataba la gripe española?

Investigaciones a posteriori han buscado las causas de la alta mortalidad de la gripe española. Al parecer el virus mataba a sus víctimas mediante una “tormenta de citocinas”, una reacción inmune exagerada ante un patógeno altamente peligroso. Las citocinas son proteínas que, entre otras funciones, dirigen a las células inmunitarias al lugar de la infección y a veces las inducen a producir más citocinas para reclutar más células inmunes en un bucle de retroalimentación positiva. En la tormenta de citoquinas este bucle se descontrola, con lo que muchas células inmunes se concentran en un solo lugar, dañando los tejidos y provocando una gran respuesta inflamatoria. Si se da en el sistema respiratorio, como se daría en la gripe española, la tormenta de citocinas obstruiría las vías respiratorias pudiendo causar la muerte.  Este mecanismo explica que la gripe española también matase a gran cantidad de personas que a priori no se encuentran entre los grupos de riesgo de la gripe.

Cartel Gripe españolaLos síntomas de la gripe española

Un cronista de la época describe los síntomas de la gripe española: “fiebre de 40 grados, dolor agudo en la cuenca de los ojos, en los oídos y en la zona lumbar”. Los síntomas incluían los típicos de la gripe: fiebre alta, tos, cansancio, dolor corporal y, en algunas ocasiones, diarrea y vómitos. Había también otros menos corrientes como dificultades para respirar (por inflamación y hemorragias en los pulmones), hemorragias nasales violentas, marcas rojas en el blanco de los ojos y manchas de color caoba en la cara.

¿Por qué la llamaron gripe española?

A pesar de lo que su nombre pueda sugerir, la gripe española no tuvo su origen en España, Al menos que se sepa. El primer caso registrado se dio en la base militar de Fort Riley, en Kansas (EE.UU), aunque su origen fue en Francia. Tampoco es que fuese mucho más grave en España que en otros países.

Entonces, ¿a qué se debe el nombre de gripe española? La respuesta es que en 1918 Europa aún estaba inmersa en la Primera Guerra Mundial. En ese escenario bélico, las naciones aliadas -entre las que se encontraban países como Francia, Rusia, Reino Unido, EE.UU o Italia- silenciaron la pandemia de gripe en sus medios de comunicación para no dar una imagen de  debilidad ante el enemigo. La prensa de España, país que no había entrado en la guerra, si dio una amplia cobertura a la enfermedad, dando la sensación de que era el único país al que le afectaba la gripe, de ahí que la llamaran “española”.

Tras los pasos de la gripe española

Como ya hemos dicho, se cree que los primeros contagios de gripe española se dieron en Francia, entre combatientes de la Primera Guerra Mundial. Los soldados fueron presa fácil, puesto que su sistema inmune estaba debilitado por el uso de armas químicas y las tensiones de la guerra. El movimiento de tropas provoco que la enfermedad no tardase en extenderse por todo el globo en pocos meses.

 

3 Comentarios

  • pvg,

    Buenas,
    Muy interesante el post, me preguntaba si podría facilitar la fuente de donde extrajo la información, es para un trabajo. Muchas gracias!!

    • El Blog de la Salud,

      Gracias PVG,

      Lo cierto es que consultamos varias fuentes de Internet, no recuerdo exactamente cuáles.

  • Tu dirección de correo electrónico no será publicada.